DESCALZADORA FLORENCIA

Esta descalzadora llegó al taller rescatada de la basura. Su nueva propietaria decidió darle una oportunidad y se la llevó a casa.

Pensada para trabajos de costura a mano, es muy cómoda al ser bajita y arropar bastante la zona de la espalda. Además lleva un compartimento para guardar la labor cuando se termine.

La tapa, que a la vez es el asiento, tenía la estructura de madera partida por dos sititos. Así que  hicimos una nueva.

El faldón ya no se lo pusimos porque queda muy anticuado. Pero el cordón lo forramos en polipiel negro, creando un vivo muy atractivo.

Para todo lo demás se utilizó en un tejido de Froca estampado, acorde con el sofá negro de su salón. Excepto en el interior de la butaca, que se usó una loneta resistente.

Start typing and press Enter to search